NUESTROS DIAMANTES - Joyería Liévano

Vaya al Contenido


Los diamantes son un verdadero milagro de la naturaleza: son la única piedra preciosa
conformada por un único elemento, el carbón, dispuesto en una estructura cristalina producto del efecto
de altísimas presiones y temperaturas que confluyeron hace miles de millones de años, al interior de la tierra.

Este origen natural bajo condiciones tan particulares, tienen como resultado la unicidad de cada diamante:
no hay dos diamantes iguales. Hasta mediados del siglo XX, no existía  consenso para la caracterización de las parti -
cularidades de cada diamante. Fue entonces cuando se establecieron el color, la claridad, el corte y el peso en quilates
(carats) como las cuatro características fundamentales de los diamantes, y se elaboraron las escalas para clasificarlas.

Desde entonces, las 4 C’s - Color, Claridad, Corte y Peso en Quilates (Carats) - son el estándar universal para la indivi -
dualización y valorización de los diamantes. Su principal utilidad es proporcionarle a cualquier persona que quiera
comprar un diamante, una guía para saber cuales son las características de la piedra que está adquiriendo.

En Joyería Liévano, seleccionamos cuidadosamente cada uno de nuestros diamantes para asegurar que
reúnen un conjunto de cualidades excepcionales que se traducen en diamantes que
le robarán el aliento a cualquiera que los admire.




Color

La evaluación del color en los diamantes
se basa en la ausencia de color. Un diamante
químicamente puro y estructuralmente
perfecto no tiene color alguno.

Aunque los diamantes son translúcidos, en su mayoría presentan una
leve tonalidad de color amarillo, rosado o café entre otros.

La ausencia de color en un diamante se clasifica en una escala
de D a Z. Las categorías A, B y C no existen para enfatizar en que
esta es una clasificación y no una calificación.

La uniformidad en la ausencia de color de los diamantes es
fundamental en joyas con varios diamantes.

Joyería Liévano escoge uno a uno  sus diamantes, y utiliza
solamente aquellos con ausencia de color completa o menor para
sus anillos de compromiso. Estos diamante son
los más escasos y valiosos.


Claridad

Los diamantes naturales son el producto
de la exposición de carbón a presiones y temperaturas
descomunales. Este proceso puede tener como consecuencia la
formación de características internas llamadas inclusiones.

Casi todos los diamantes tienen pequeñas formaciones en su
interior o superficie, la mayoría de ellas invisibles para el ojo
humano. Al verlas con un aumento de 10x, estas pueden tomar
forma de cristales, nubes o plumas.

Evaluar la claridad de un diamante involucra determinar
como sus inclusiones afectan la apariencia general del la piedra,
considerando su cantidad, tamaño, forma, naturaleza y ubicación.

Un diamante sin dichas formaciones se clasifica como
FL o IF: Flawless o Internally Flawless.

En Joyería Liévano escogemos exclusivamente
diamantes con claridad entre FL y VS2 donde no existen
formaciones visibles por el ojo humano.


Corte

La naturaleza determina las características
de un diamante en bruto pero son las manos
maestras de un cortador experimentado las
que desatan su brillo y poder.

La intensidad de los destellos de un diamante
son el resultado de la correcta ejecución de su corte.
Los aspectos del corte que más influyen sobre la belleza del
diamante son la proporción, la simetría y el pulido.

Cuando un diamante es cortado a las proporciones correctas,
ni muy plano ni muy profundo, la luz se refleja de una faceta a
otra, y reaparece ante el ojo en un destello espectral.

En Joyería Liévano, escogemos cuidadosamente
nuestros diamantes para asegurar que tengan un corte
preciso y proporcionado que maximice su belleza.


Peso en quilates (Carats)

Los diamantes más grandes son más escasos en la
naturaleza. Por esto, si el resto de sus características
se mantienen constantes, su precio aumenta de
manera exponencial con su tamaño.

El tamaño de un diamante se mide por su peso en quilates,
unidad que se divide en puntos. 100 puntos equivalen a un quilate
y este a su vez a 1/5 de gramo (200 miligramos).

Diamantes de un mismo peso pueden tener valores
muy diferentes, por tener corte, color y claridad de distinta
clasificación. Es por eso que solo el tamaño del diamante
no es criterio suficiente para evaluarlo.

La belleza y valor de un diamante dependen de una
compleja combinación de factores.




Las 4 C’s son una gran herramienta a la hora de elegir un diamante.
La combinación precisa de las características adecuadas en un diamante maximiza su belleza y su valor.
En Joyería Liévano contamos con la experiencia y conocimiento necesarios para elegir solamente los diamantes
con las mejores combinaciones de color, claridad, corte y tamaño, para garantizarle a nuestros clientes
que todos nuestros diamantes son piedras excepcionales.









Conozca una de las Joyerías más
importantes y exclusivas de Bogotá.



Conozca los valores transmitidos de generación
en generación que nos diferencian del resto.



“Entre miles de personas nos encontramos”
El anillo de compromiso perfecto para una novia única.
Regreso al contenido