SENCILLAMENTE ORO - Joyería Liévano

Vaya al Contenido

El oro  es un metal noble: no se oxida ni produce reacciones alérgicas.
A lo largo de la historia ha sido codiciado por emperadores y reyes por su carácter inalterable.
En su estado puro (24k) es dúctil y maleable pero demasiado blando para resistir los esfuerzos a los que se
somete una joya durante su uso. Es por esto que el mayor grado de pureza en el que se utiliza para joyería es 18k.
A través de la aleación con otros elementos puros, se obtiene la resistencia necesaria, sin alterar su carácter noble.
Es mediante la inclusión de paladio en esta aleación que se obtiene la liga de oro blanco.

Todo el oro que se encuentra en la tierra proviene de las estrellas y se formó en el núcleo colapsante de las supernovas
en un proceso de fusión nuclear. En la edad media, el objetivo de los alquimistas fue encontrar la manera de
producir oro  a partir de otros elementos como el plomo. Hoy está químicamente comprobado
que es imposible producir oro de manera artificial por lo que la
cantidad de oro en nuestro planeta es finita.


Oro amarillo

Joyas de formas definidas que
exaltan el color y el brillo natural del oro.



Oro blanco

Joyas con geometrías atrevidas que
juegan con la luz y el brillo del oro blanco.


Regreso al contenido